Y me fui

¿Sabes de esas veces que “o cambias o te vuelves loco”? Y te da la impresión de que estás entrando en media depre por la absurda monotonía que puede aparecer a veces en la vida, y no sabes cómo salir de ahí y tampoco tienes claro si deberías. Pues bien, yo me fui. Y no…

¿Qué tal si digo “hola”?

Lo siguiente que se suele hacer es interesarte por el prójimo, aunque sea por educación: ¿qué taaal? (puaaaj no me gusta esta pregunta: no me la hagáis. Cambio mi pregunta: ) ¿tu vida bien? ¿sí? ¡qué estupendo, sigue así! Y después, lo suyo sería entablar una conversación… ¡o quitarse de en medio, depende de quien…